Libro Digital

Libro Digital
Click en la imagen para descargar el libro

miércoles, 17 de agosto de 2016

El nuevo concepto del servicio (parte 7) La Rebelion de los Tachirenses.




"La política: la principal de las ciencias prácticas y la que las dirige a todas,
considera  el servicio, como el fin perfecto y último de las cosas humanas.
 Se ocupa efectivamente del bien común, que es mejor y más divino que el bien de los particulares".
                                                                                                                                                        Santo Tomas de Aquino

Este articulo tiene un objetivo:

Destacar la importancia de los servicios, (salud, transporte, vivienda, turismo, bienes, etc) y a traves de la prestacion de ellos, aumentar la clase media tachirense, para reducir la pobreza.

El Estado Táchira necesita tener 480.000 habitantes de clase media y Venezuela tiene que llegar a 18 Millones de habitantes de clase media; pero ni remotamente lo estamos logrando.

El mundo corporativo, cuando abre un mercado, considera que va a dar un servicio, a base de productos que ese mercado no produce, ni sabe producir. Uno de los grandes problemas que tienen los países subdesarrollados, es la dependencia de las industrias de los servicios.

La ignorancia política, promueve la ignorancia tecnológica y, en especial, en cuanto a la actividad de los servicios. Venezuela tiene ya 100 años de conocer la industria primaria de los hidrocarburos y al final de este lapso, lo que hace es contratar con terceros la prestación de los servicios, en vez de producir los servicios. La cultura centralista colonial, al desconocer la evolución, desconoce a la industria de los servicios. El mundo desarrollado corporativo está produciendo mensajes que dicen que la energía de los hidrocarburos, ya para el año 2040, tendrá una competencia del 60% de energías sustitutivas. Ya hay señales concretas, las cuales Venezuela no las está tomando en cuenta;que indican que esa tendencia se va a mantener y saldrán, de los mismos hidrocarburos, otras formulaciones químicas que van a sustituir al petróleo como generador de energía.

 La política tiene la obligación de educar a la sociedad, para que sea ella quien le dé servicios, por eso la importancia de las escuelas intelectuales.

 El Estado nacional está en la obligación de combatir a la política en la prestación adecuada de un servicio.La palabra servicio, es mágica, y la inadecuada política siempre se ha querido ocultar bajo esta expresión: “servicio público” ¿Qué servicio puede aportar el centralismo colonial a los Estados Productivos? El servicio público proviene de la política, como un servicio de ella o para ella; pero es que la política raptó el concepto “servicio”, sin saber qué es lo que es un servicio.

Necesitamos ir configurando un nuevo modelo de país. La política tendrá que ser un servicio con los nuevos códigos y las atribuciones específicas, establecidas por el nuevo modelo país. Ya empiezan a existir modelos de países que están en el 2050, como Noruega, Suecia, Japón, Corea del Sur, Singapur, etc., frente a otros modelos antiguos, los cuales no han podido pasar del Siglo XX, como Venezuela, Nicaragua, Perú, Colombia etc.

El modelo país que tiene al interés electoral como paradigma, será suplantado por el modelo país de los grandes servicios y de las grandes, y útiles organizaciones, que exigirán al Estado calidad de servicios organizativos; si no los pueden dar, no podrán competir dentro de las sociedades que tienen el servicio como herramienta de vida.

La sociedad digitalizada, robótica, con pensamiento cuántico, ocupada, por ingenieros, edificará la “sociedad para el servicio” y el nuevo modelo país será el pionero de la nueva sociedad.

Para entender a la sociedad expansiva, debemos ser parte del servicio; el hombre es el servicio. Una cosechadora es una máquina compuesta de partes y estas partes las hace el hombre, quien fue alimentado por el sector primario de la economía; pero, a la vez, esta cosechadora está compuesta de productos, para que el hombre productivo use la cosechadora en función a un servicio y este servicio tendrá infinidad de objetivos: tiempo, calidad, renta, eficacia, competencia, etc. 

La energía es un servicio para los servicios y estos servicios son para otros servicios, Etc. La política, como parte de la cadena de valor de los servicios, los puede cuidar, reglamentar, equilibrar,..., pero no puede cortar la cadena.

El servicio es una condición que ha impuesto el hombre. A una corporación, que no dé servicios, la van desplazando los recursos humanos del sector comercio; si no da servicios, se les obliga a entrenarse para dar servicios. Un producto, que no dé buen servicio, pierde mercado. El político que no aporte conocimientos y calidad de servicio político, perjudica al país. El nuevo modelo de país lo integrarán los que tengan los mejores atributos para los servicios. La política tendrá que transformarse en una organización de servicios.

Ya existe el marketing de servicios, al igual que el marketing de productos intangibles, tanto como el marketing neurológico. El servicio de la salud, sanidad, educación, Etc. serán servicios móviles, así como el servicio financiero, todos los cuales serán personalizados digitalmente.

El interés electoral será para el Estado, quien dé mejor servicio y la política que garantice los servicios integrales de utilidad social y económica. No estamos hablando de los “servicios públicos”, sino de los servicios que requiere la sociedad para ser desarrollada y conectada al bienestar.



Proxima entrega: "El mundo conectado y los servicios"
Si los grandes líderes regresaran a su misión de servicio,
pronto el mundo sería lo que soñamos.  Anónimo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario